#EresMásQueTuTalla… Duh!

Ariadna Ferret 24 de enero de 2016

CZgQoCtWAAAUokZ

En la #redaccionFMA tenemos una expresión recurrente (más allá del “tú cállate, Rosita” y del “¿tenemos leche?”, cuando llega la hora del té) que es simple y llanamente: “¡PO-TO!”. La instauró la directora de arte, que rehuye todas las ñoñeces (por eso la escogimos para maquetar nuestra revista bow-free ;). En fin, el caso es que, después de ver los tuits que han hecho de #EresMásQueTuTalla trending topic, ésa ha sido mi reacción… Y si no vengo aquí a vomitarlo, reviento. Sé que os echaréis encima mío por decir lo que estoy diciendo, así que antes de morder, dejadme explicar el porqué me revuelve el estómago tanta ñoñería, obviedad y demagogia paternalista.

Debo empezar diciendo que la campaña un poco estilo “guerrilla” que han hecho, colgando carteles y pegando mensajes en probadores y etiquetas, me parece genial. Básicamente porque todas estas pequeñas rebeliones/intervenciones siempre me han resultado graciosas (un poco más cuando el mensaje es punzante). A juzgar por la gente que se ha sumado al hashtag, que se ha hecho #TT, no debo de ser la única. Peeero…

En este instante, mientras escribo, la cuenta, que imagino que se ha creado recientemente, tiene casi 1000 seguidores y sólo 6 fotos publicadas, dos de las cuales (o sea, menos del 50%) con el mensaje que pretenden hacer llegar a la población (vaya, gracias por decírmelo porque no sabía que era corta más que mi talla… ¡se abre un mundo lleno de posibilidades ante mí! Espera, que me siento, respiro hondo y ya continúo…¡Qué responsabilidad!).

Del resto de las fotos, 3 (la mitad, vamos) son de la fundadora o portavoz o embajadora o coordinadora o el título que se haya puesto enseñando “sus carnes”. Un gesto egocéntrico, pero por la causa, claro.

Antes de casarse, las novias pasan por la pelu e intentan adelgazar para quedar bien en su vestido. Me temo que esta chica, anticipando el lanzamiento de esta campaña, lleva unos días haciendo abdominales XP

Si este es el cuerpo que debe reivindicar las curvas, estamos igual que con las revistas cuando ponen a mujeres de la talla 40 en sus números para “redondas”… Y aquí volvemos a una vieja (y cansina) discusión sobre la pequeña hipocresía que planea sobre esta “polémica”: lo que ofende no es la nomenclatura de las tallas (¡de algún modo tenemos que referirnos a ellas! Aunque también es cierto que, con la diversidad que existe no sólo entre las diferentes marcas, sino ya dentro de las mismas, tampoco es que el sistema sea muy útil…) sino que, con su cuerpo serrano (por la causa), la muchacha ¡haya tenido que llevarse una XL! Vamos, que la han llamado “gorda”… ¡Pero qué se han pensado? ¡Menuda sociedad de MIER-DA!

CZgqI60WkAA9dFN.jpg-large

Selfie al canto para dejar constancia del ultraje, escondiendo la cara, pero luciendo bien ese cuerpazo… ¿Qué? XL, moi?! HOW COULD YOU (Jafar)?!

6f9bae4ebfbddbc7b2a20d290c3566ba

Llamen como llamen a las tallas, saldrás con los mismos kilos (de más o de menos) del probador que cuando entraste. No hay dietas milagro ni tampoco probadores calóricos. XL no significa “gorda”. Lo que probablemente significa es que en esa tienda (lowcost) van a comprar niñas de 8 años, que definen la talla más pequeña. Y como en las tiendas no pueden hacer 50.000 tallas personificadas (a eso se le llama modista) van escalando para cubrir la media de la población. Evidentemente, no quiero decir que todas las niñas de 8 años usen la S, pero que en la pobre niña de 8 años que quiere salir de la tienda “de mayores” con esa camiseta empieza el rango de tallas hasta terminar en la pobre chica o mujer que, a pesar de no tener el cuerpo de una niña de 8 años (y que ya debería haberlo asumido), también quiere llevarse esa camiseta. Si no lo has asumido, siempre puedes probar la estrategia que Chanel nº5 nos enseñó en Scream Queens:

Humor, señoras, humor y como dicen en AA: “sabiduría para conocer la diferencia” (entre chorradas y chuminadas)”.

Lo que realmente importa no es si te vas de la tienda con una S, una L o una JTM… Lo importante (aparte de muchas otras cosas, mucho más importantes) es salir de la tienda con una prenda que te guste y con la que te sientas bien, sin preocuparte de si esa marca la llama 39 ó Pepita. Y ya que volvemos a repetirnos con un tema taan cansino, vuelvo a insistir también en que haríamos mejor en fijarnos en otra información que aparece en las etiquetas, como el sitio de fabricación (y sus condiciones).

5 Comentarios »

El Señor de las Gafas Amarillas
domingo, 24 de enero de 2016, 23:40 h.
Totalmente de acuerdo! La gente se escandaliza de la forma pero no del fondo. Igual que nadie dice que una chica que tiene una S sea "mejor" que una chica que tenga una XL. Veo más problema cuando se intenta luchar ante todo sin más arma que la demagogia... y mucha más cuando la se queja - en este caso - lo que busca en parte es el halago. Más confianza en una misma y menos quejarse de "el mundo contra mi".
carmen
lunes, 25 de enero de 2016, 15:36 h.
Pues suelo estar muy de acuerdo con vuestros artículos de opinión, pero esta vez no es el caso. Primero de todo, si a la gente le afectan tanto las tallas, es por algo. Una L o una XL ha estado asociada de toda la vida de Dios con ser gorda, ser gorda en nuestra sociedad está asociado con ser poco atractiva, nada sensual y cosas peores, y en una sociedad que valoriza al máximo el físico y las apariencias, esto puede hacerte perder tu autoestima y pensar que, puesto que no posees las características mejor valoradas socialmente, no vales nada. Es muy fácil decir que hay que tener más autoestima (eso va por el comentario anterior) pero en la realidad no es tan fácil tener confianza en uno mismo cuando toda tu vida los mensajes que te han llegado por parte de la sociedad es la contraria. Luego tienes decenas de páginas en internet con consejos para aguantar el dia sin comer, para hacer que tus padres piensen que si has comido, para encontrar el mejor método para vomitar... y nos preguntaremos de donde viene el problema. Por cierto, mucha gente dice que una chica con una S es mejor que una chica con una XL, no se en que mundo vives francamente, otra cosa es que no se dice así de directo, pero es algo implícito en nuestra sociedad. Así que es normal que si una chica con poca confianza, poco amor propio y mucho complejo por su cuerpo llega al Bershka y se da cuenta de que en la L que suele usar el pantalón no le sube de la rodilla va a salir con la idea de que no vale nada reforzada. Otra cosa es de quién es la responsabilidad, obviamente la tienda vela por sus ventas y no por la autoestima de la gente que compra allí, creer lo contrario sería muy naïf. Pero eso no quiere decir que no se puede criticar. Y el problema va mucho más allá, es la sociedad la que tiene el problema, no Inditex, pero por algún lado habrá que empezar, no? Yo también pienso que en este tipo de reivindicaciones suele haber mucha demagogia y suele costar luchar contra la real raíz del problema, pero no vamos a gritar ¡Demagogia! a la primera de cambio y desvirtuar el mensaje que se intenta lanzar. Que te rías del "eres más que tu talla" porque te parece muy obvio, pues si lo es, para nosotras, pero no para todo el mundo, tu experiencia no es la única en el mundo, y el que tu estés contenta con tu cuerpo o tengas complejos pero los tengas asumidos y no te molesten no quiere decir que esto sea igual para todo el mundo, hay muchas chicas que necesitan oír que valen mucho más que lo que dice la bascula o la etiqueta de sus pantalones. También quiero comentar lo de las fotos que suben en esta cuenta. A ver, no tiene nada que ver que la fundadora del movimiento o la chica que ha subido la foto sea delgada (la foto no la he visto, ha sido eliminada) con lo que hacen en las revistas, llamando gordo a lo que no es. Si la chica es delgada es delgada, eso no quita que pueda estar involucrada e interesada en una reivindicación concreta, que esté delgada no significa que no tenga complejos o que estas cosas no le hayan afectado en el pasado. Lo que me parecería un problema es que chicas gordas mandasen su foto y la cuenta se negase a publicarlas, eso sería realmente hipócrita y criticable, pero si las únicas chicas que se atreven a mandar sus fotos son chicas delgadas, no piensas que eso ejemplifica bastante bien el problema que intentan subrayar? Sinceramente me parece que os lo tomáis muy a la ligera, que a una chica con una 36 le quede bien la XL igual no le afecta mucho, pero que a la que lleva la XL su propia talla no le entre ni por el pie igual si que puede producir problemas bastante gordos a nivel psicológico. Si le ocurre una vez igual el disgusto se le pasa en 10 minutos, pero si cada vez que pisa sus tiendas favoritas y se prueba SU TALLA esta le queda sustancialmente pequeña... no sé, me parece tan obvio que no entiendo porque hace falta explicarlo. Yo pienso que en el tema de reivindicación del físico y estas cosas hay mucha mamarrachada, mucha tontería, mucha hipocresía y mucha corrección política, pero no por ello vamos a asumir que todo lo que se hace en este terreno se hace mal.
Amalia
lunes, 25 de enero de 2016, 19:04 h.
Ari! Cuánto se echan en falta tus artículos! Antes de mirar quién lo ha escrito sólo por el título o primera frase sé que viene de tí. Por más intervenciones de las tuyas!
    Ariadna Ferret
    lunes, 25 de enero de 2016, 21:03 h.
    Ay, Amalia, graaaciaaaas!! No sabes el MONO que tengo yo tambiéeen... Y lo peor es que se me acumulan las ideas para posts!! A ver si después del cierre de este número, que siempre quedamos más liberadas, me pongo a topeeer!! :D Un beso y graaacias, de verdad, por el comentario <3
karol
lunes, 25 de enero de 2016, 20:55 h.
Estoy de acuerdo con Carmen en TODO. A mí desde luego estas cosas nunca me han afectado. A mis 26 años estoy muy orgullosa de mis muslos atléticos ganamos en el campo de hierba, pero desde luego hay gente que durante su infancia no ha contado con el apoyo y amor de su familia y/o amigos, y en su lugar han minado su confianza y autoestima. Unido esto a la publicidad, sociedad y demás, es normal que a ciertas personas (no sólo mujeres) no les resulte fácil comprar dependiendo en qué tiendas... No es algo que se deba dar por supuesto, y como bien dice Carmen, algo que se deba despreciar. Cualquier campaña de apoyo a estas personas debería estar bien respaldadas por páginas dedicadas a la moda, y por supuesto, las que se dirigen a un sector joven.

¡Deja tu comentario!

Currently obsessed

Sigue leyendo…

¡Síguenos!

No te pierdas…

No olvides poner en tu maleta uno de estos pijamas que querrás lucir (¡hasta en la calle!)

Me parece haber visto un lindo… ¡Unicornio!

#FelizDiaDelAmigo con estos regalos de estilo para compartir con tu BFF (y el premio que te puedes llevar)

Newsletter